Lo primero que te impacta cuando pruebas el aceite seco es su aroma a Jazmín.
Una textura agradable que penetra con rapidez, sin dejar residuos.
Proporciona una sensación de confort inmediata y una piel luminosa.
Para probar sus propiedades hidratantes, hice un estudio de hidratación con la sonda de hidratación del Microcaya MSD 1000.
Después de cinco días consecutivos utilizando y haciendo las siguientes mediciones la hidratación me mejoró en 5 puntos.
Así que mis conclusiones son:
1/ Aroma maravilloso, sutil y duradero
2/ Confort de la piel inmediato
3/ Piel luminosa
4/ Aumento de la hidratación.
Asignatura pendiente probarlo en el pelo este verano.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies