Con mucha frecuencia las uñas presentan tendencia a romperse. No es algo grave, pero si preocupa bastante a quien lo sufre, debido no sólo a cuestiones estéticas, sino también a dificultades que se encuentran para realizar muchas tareas cotidianas.

La causa puede estar relacionada con:

Una enfermedad.

Carencia de vitaminas (A,E o D), minerales (cinc, calcio, magnesio, hierro…) y ácidos grasos polinsaturados.

Uso de agentes nocivos para las manos y uñas.

Cualquier infección en los dedos, puede provocar alteración en las uñas, como puede ser la onicomicosis.

También puede ser que el origen sea medicamentoso, ya que muchos fármacos pueden alterar el crecimiento de las uñas.

El cuidado de las uñas, persigue principalmente evitar su deterioro y mejorar su firmeza.

Consejos

Llevar una alimentación equilibrada rica en omega 3 y omega 6.

Cortar las uñas o utilizar limas estériles.

Las cutículas se deben empujar con un palito de madera para no dañarlas.

Realizar masajes diarios con aceite de argán 100% puro o mezclado con dos o tres gotas de zumo de limón. Su alto contenido en ácidos grasos esenciales, así como el lupeol ayuda a la regeneración de los queratinocitos, mejorando el aspecto de las uñas dañadas y frágiles.

El cuidado de las uñas, incluye también el cuidado de las manos, realizando masajes que estimulan la circulación con cremas hidratantes y reparadoras.

Evitar la inmersión prolongada en agua y contacto con jabones, detergentes y productos químicos.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades