El sabañón es una inflamación de la piel que se caracteriza por prurito y dolor, más frecuente en invierno ya que el frío y la humedad son las principales causas, además de los problemas circulatorios.

Como medidas de prevención:

Proteger la zona afectada del frío y la humedad usando calcetines, guantes y gorros adecuados ya que los sabañones afectan en la mayoría de los casos a manos, pies y orejas.

En caso de sufrir sabañones en los pies, evitar el uso de calzado estrecho.

Realizar ejercicio físico con regularidad.

No exponer la zona afectada a una fuente de calor durante mucho tiempo, ya que los cambios bruscos de temperatura aumentan el riesgo de lesiones.

En algunos casos pueden llegar a aparecer pequeñas úlceras, en este caso habría que hacer un tratamiento con corticoides tópicos. El tratamiento va en función de la intensidad de las lesiones, hay casos en los que se requiere un tratamiento sistémico con vasodilatadores periféricos. Dichos tratamientos se tienen que realizar bajo prescripción médica.

Cuando no existe lesión, un remedio muy eficaz para aliviar los síntomas (picor e hinchazón) es el siguiente: masajear la zona afectada con aceite de argán 100% puro varias veces al día, lo que ayuda a estimular el flujo sanguíneo y mantener la piel hidratada.

Por la noche se puede aplicar sobre la zona afectada un ungüento formado por una mezcla de aceite de argán 100% puro y miel, masajear la zona hasta total absorción y dejar actuar toda la noche.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades