Con la llegada del verano factores como el sol, el cloro de las piscinas y el agua salada de la playa, reseca la piel produciendo deshidratación y sensación de tirantez que da lugar a un cutis con aspecto apagado y mate.

Tratamiento recomendado: aceite de argán a base de naranja y limón.

Rico en omega 3, 6 y 9 con propiedades nutritivas y con alta capacidad para reponer los lípidos de la piel.

Su contenido en vitamina E actúa de antioxidante capturando los radicales libres causante del envejecimiento.

Su fragancia cítrica muy apetecible en verano posee propiedades neurosensoriales produciendo sensación de bienestar.

Modo de aplicación

Por la noche después de la limpieza habitual, aplicar 5 gotas en el rostro, 1 gota en el cuello y 1 gota en el escote, realizar un suave masaje hasta total absorción.

En el caso de pieles muy secas, se recomienda usar después una crema de noche.

Efectos positivos para la piel

Con este tratamiento conseguimos una piel intensamente nutrida, luminosa, aterciopelada y más uniforme gracias a la presencia del aceite esencial de limón.

También conseguimos preparar la piel y fortalecerla a fin de minimizar el daño producido por el sol (esto no significa que no tengamos que ponernos un fotoprotector, ya que el uso de  este es imprescindible).



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades