Factores como el sol, cloro de las piscinas, agua salada del mar o uso de productos alcalinos (decolorantes, tintes…) producen fragilidad capilar, pérdida de brillo y encrespamiento del cabello.

Además de la higiene necesaria, recomendamos el uso de aceite de argán 100% puro. Su alto contenido en ácido linoleico, le proporciona un efecto reparador, fortaleciendo así el cabello y mejorando la estructura capilar. Nutre en profundidad el cabello, proporcionando suavidad inmediata, tacto sedoso y un brillo intenso.

Modo de aplicación
1.- Cabellos secos o teñidos: Impregnar todo el cabello con aceite de argán 100% puro, realizar suaves masajes hasta total absorción, envolver el cabello con una toalla o gorro, dejar actuar una o dos horas y proceder al lavado con el champú habitual.
Se recomienda la aplicación una o dos veces a la semana.
2.- Cabellos normales o grasos: Se aplicaría sólo en las puntas, dejándolo actuar media hora o una hora y luego se procede al lavado.
Se recomienda la aplicación una vez en semana.
En caso de personas que utilizan mucho el secador y la plancha, se puede poner en seco algunas gotas en las puntas de modo que actua como protector capilar, protegiendo así el cabello de la posible rotura cuando se somete al calor.
También resulta muy efectivo para problemas de descamación como caspa o psoriasis en cuero cabelludo, ya que su contenido en ácido linoleico, lupeol y saponinas le confiere propiedades hidratantes, antiinflamatorias y cicatrizantes.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades