Gracias a sus propiedades hidratantes, calmantes y antiinflamatorias, resulta muy efectivo en el tratamiento de dermatitis atópica y psoriasis.

Dos enfermedades debidas a una alteración en el metabolismo de ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y ácido linolénico) que juegan un papel importante en la formación de la estructura de la piel. Lo que da lugar a una piel seca, irritada y con picor.

La eficacia del aceite de argán en estos procesos, está demostrada científicamente, gracias a su alto contenido en ácido oleico (45%) y ácido linoleinico (35%), además de vitamina E que actúa de antioxidante.

La aplicación del aceite de argán ha de ser cotidiana después del baño, lo que ayuda a los procesos de regeneración celular.

Resultado = Piel hidratada, con aspecto más uniforme y ausente de picor.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades