En la actualidad los aceites vegetales y esenciales, ocupan un lugar muy importante en el mundo de la dermocosmética, por demostrar excelentes propiedades dermatológicas y por apenas presentar riesgos en el tejido cutáneo.

Al presentar similitudes físicas y químicas, los aceites esenciales se integran muy bien en los aceites vegetales, ofreciendo unos resultados magníficos al cutis.

A la hora de elegir un aceite facial, hay que tener en cuenta el lenguaje de la etiqueta:

Si se trata de un aceite vegetal, para que sea de primera calidad tiene que ser procedencia ecológica, exento de productos químicos y sintéticos, así como de primera presión en frío, ya que los procesados químicamente (refinado, desodorización y decoloración) pierden una parte importante de sus vitaminas, ácidos grasos esenciales y antioxidantes, por lo tanto pierden propiedades cosméticas.

Evitar el uso de aceites minerales, que son derivados del petróleo y el efecto de suavidad que producen, se debe a la formación de una película que obstruye los poros, evitando la evaporación del agua a través de la piel.

Razones para incluir el aceite facial en el ritual de belleza:

. Los aceites faciales que contienen aceites esenciales son lipófilos y muy afines al tejido cutáneo, penetrando en las capas más profundas donde ejercen la acción deseada.

. Tienen propiedades antisépticas, por lo que destacan por su efecto detoxificante.

. Protegen la piel frente a los factores medioambientales.

. Los aceites vegetales son ricos en ácidos grasos esenciales (omega 3,6 y 9) que penetran en la epidermis, favorecen la síntesis de ceramidas responsables de retener e intercambiar agua con el exterior.

. Nutren profundamente la piel, promoviendo su elasticidad.

. Suavizan y reafirman la piel.

. Aportan luminosidad y vitalidad a la piel.

. Previenen el envejecimiento prematuro.

. Los aceites faciales que contienen aceites esenciales juegan un papel muy importante a nivel del sistema nervioso central, produciendo una sensación de bienestar.

. Estimulan la microcirculación y tonifican la piel.

Hay que buscar el aceite facial apropiado para cada tipo de piel y elegir los ingredientes en función de los resultados deseados.

En caso de embarazo, se desaconseja usar los aceites esenciales.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Subscríbete a nuestra newsletter

  • Cupón 15% de descuento en compra online
  • Noticias sobre el cuidado y belleza
  • Últimas novedades